¡Insólito! Cerca de 3 millones de personas mueren al año por falta de actividad física

Según la Organización Mundial de la Salud, la inactividad física ocupa el cuarto lugar como factor de riesgo de mortalidad en el mundo. Ante esta realidad, Gold’s Gym, ha puesto en marcha iniciativas destinadas a promover el ejercicio regular como una excelente estrategia de prevención de afecciones como la diabetes y la hipertensión arterial.

La actividad física, junto con la nutrición y suplementación, juega un papel fundamental en la calidad de vida de todo ser humano, pues además de contribuir significativamente a mantener el equilibrio natural de las funciones del organismo, es una práctica de vital importancia en la prevención de diversas enfermedades, tales como la diabetes y la hipertensión: dos condiciones del metabolismo que suelen ir asociadas al sedentarismo.

En cuanto a la prevención de tales enfermedades, la cadena de fitness Gold’s Gym, continúa su labor de promoción del bienestar integral y un estilo de vida sano, enfocándose en el entrenamiento físico y la buena nutrición como factores primordiales para lograr el bienestar, el incremento de la resistencia física y una mayor definición muscular.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la actividad física escasa o su ausencia en la rutina diaria es un factor de riesgo considerable para las enfermedades no transmisibles (ENT), como el cáncer, la diabetes y la hipertensión. Son muchos los países en los que la actividad física va en descenso.

A escala internacional, el 23% de los adultos y el 81% de los adolescentes en edad escolar no se mantienen suficientemente activos. Para finales de 2016 la inactividad física se convirtió en el cuarto factor de riesgo de mortalidad en el mundo, y el 6% de las muertes se dan por este motivo. Cerca de 3 millones de personas mueren al año por la falta de actividad física.

Según el Observatorio Venezolano de la Salud (OVS), las enfermedades crónicas no transmisibles, tales como la diabetes y la hipertensión, se han convertido en un problema de salud pública en el mundo y en nuestro país. El origen principal del incremento de la frecuencia de tales patologías no sólo está asociado a la nutrición, sino al sedentarismo, o bien a una actividad física insuficiente.

Ante esta realidad que se presenta a escala mundial, es evidente la necesidad de promover una cultura que promueva la incorporación de la actividad física como parte fundamental de la rutina diaria.

Los beneficios del ejercicio físico son de gran importancia: mejora la circulación y la respiración de las células, aumenta la receptividad de los músculos a la incorporación de glucosa, se agiliza el metabolismo de la insulina, etc. También se queman grasas, con lo cual es posible reducir los niveles de colesterol, además de que contribuye a la pérdida de peso. Adicionalmente, se recupera energía y se combate el stress.

Las personas diabéticas e hipertensas que realizan ejercicios diariamente, reflejan un estado físico mucho más saludable que aquellos que no incorporan esta práctica a su vida cotidiana. Está demostrado que una persona que practica alguna actividad física con frecuencia, aunque sea una caminata, puede normalizar sus niveles de glucosa y su tensión arterial en pocas semanas. Además, las ventajas del ejercicio se manifiestan, tanto en el aspecto orgánico como en el psicológico.

Con información de comstatrowland.com.

Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *