Conoce los cinco errores de salud que estás cometiendo en el baño

La rutina alivia nuestras obligaciones y nos permite ahorrar bastante tiempo, es posible por tanto, que hayas atentado contra tu salud en el baño, muchas veces y que ni siquiera te hayas dado cuenta.

conoce-los-cinco-errores-de-salud-que-estas-cometiendo-en-el-bano

1 Duchas muy calientes

Tú eres de las que piensa que no hay nada más relajante como un baño de agua bien caliente, pero, ¿no será que se te está yendo la mano? El agua a una temperatura muy elevada puede robarle a tu piel todos sus aceites naturales y terminar por perjudicarla. Por tanto, lo más recomendable será que optes por duchas más breves y de una temperatura más moderada.

2 Secado muy vigoroso

Aunque no lo creas, algo tan simple como secarse con una toalla también tiene su ciencia. Es importante que lo hagas con movimientos suaves; de lo contrario, promoverás que tu piel se irrite y se torne más seca. Para evitar estas consecuencias, además, te recomendamos que no escatimes en una buena crema humectante.

3 Toallas sucias

¿Con qué frecuencia cambias la toalla de mano? Y es que esta suele convertirse en el hogar de todos los gérmenes que se rehusaron a desprenderse durante el lavado. Así que, dependiendo del número de personas que habitan en tu hogar, ¡trata de cambiarla seguido! De esta manera, te ahorrarás varias enfermedades.

4 ¡Cuidado con las rasuradoras!

Las rasuradoras cortan el vello, sí, pero por sobre todo son grandes recolectoras de gérmenes. Y, ¡ni qué hablar cuando estas son viejas! Además, usar este tipo de rasuradoras multiplica tus riesgos de cortarte y de contraer infecciones tan serias como la hepatitis, según un estudio publicado en el New England Journal

5 Cepillo dental descubierto

Por más que no los veas, los gérmenes de tu baño están en constante movimiento. Por tanto, es muy importante que te cuides. Empieza por comprarle un protector a tu cepillo de dientes. Por medio de esta medida, impedirás que las bacterias de tu inodoro se instalen en las cerdas de tu cepillo y luego ingresen a tu boca.

Fuente: imujer.com

Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *