Fantasías sexuales mejoran tu memoria

Uno de los ingredientes básicos para una vida sexual plena son las fantasías sexuales, las cuales no sólo sirven para impulsar el deseo y la excitación, sino que además permiten incrementar las habilidades cognitivas y tener mejor memoria, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Pavia, Italia.

Fantasías sexuales mejoran tu memoria

Según José Bustamante, secretario de la Asociación de Especialistas en Sexología de España, las fantasías sexuales permiten ejercitar y fortalecer el músculo más importante en la sexualidad: la mente.

De acuerdo con diversos estudios, las imágenes en nuestro cerebro tienen un efecto sexual debido a su impacto, ya que activan las zonas concernientes al proceso cognitivo, donde además se registran muchas de las memorias de lo que se vive o mira.

Esto se debe a un aumento de las hormonas sexuales, particularmente de testosterona, lo que puede ayudar a mejorar la concentración y tiempo de reacción, explica Barry Komisaruk, profesor de psicología en la Universidad de Rutgers y una autoridad líder en el sexo y la neurociencia.

“Imágenes de resonancia magnética han demostrado que durante el orgasmo, las neuronas en el cerebro están más activas y usan más oxígeno. Al llegar la sangre entran nutrientes”. Todo este proceso se activa, por ejemplo, cuando se tienen fantasías sexuales.

Como parte de su investigación, los análisis de sangre realizados en personas que recientemente habían iniciado una relación y tenían de forma regular relaciones sexuales, se registraron mayores niveles de crecimiento de neuronas,  crucial para el estado de alerta y el bienestar mental de un ser humano.

Estudios en animales publicados en la revista PLoS ONE, sugieren que el sexo estimula el crecimiento de las células cerebrales en el hipocampo, la parte del cerebro responsable de la memoria y el aprendizaje.

Resultados similares obtuvieron los investigadores de la Universidad de Princeton, quienes verificaron que el sexo frecuente, incluso tener fantasías sexuales, no sólo reduce el estrés, sino que aumenta la capacidad cerebral, y además quita la migraña.

Sexualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *