2 5 hábitos que están arruinando tu vida sexual

notahabitosUna de las grandes incógnitas que hoy en día un gran porcentaje de hombres mayores a 35 años suele preguntarse es: ¿Qué puedo hacer si mi desempeño en la cama no es como desearía?

 

Probablemente este problema tenga una razón menos grave de lo que aparenta, y en consecuencia, una solución muy sencilla. La gran mayoría de los problemas ligados a considerar que se tiene un mal desempeño sexual,  están relacionado principalmente con la falta de una erección lo suficientemente fuerte o por el tiempo necesario; así como por eyacular antes de lo deseado, situaciones que muchas veces están relacionadas con ciertos hábitos que pueden corregirse con facilidad.

 

Algunos de los principales aspectos que habría que modificar tienen que ver 100% con el estilo de vida que los hombres en la actualidad suelen llevar:

 

1. Vida sedentaria

 

Algunos dicen que el sexo es uno de los mejores ejercicios que hay, sin embargo, requiere de una muy buena condición física para cumplir con la misión de dar y recibir satisfacción. Algunos estudios realizados por Boston Medical Group indican que las personas mayores de 50 años que practican ejercicio constantemente, llevan una vida sexual más activa que aquellas que no se ejercitan. En ocasiones, el tiempo es un problema que impide hacer alguna actividad física, pero practicar ejercicios por 30 minutos al día (desde caminar hasta hacer lagartijas o levantar pesas) es suficiente para que exista una mejoría. El ejercicio permite que exista una mayor oxigenación en el cuerpo y mejora la circulación, ayudando así a lograr fácilmente la erección y a que ésta sea más potente y a las mujeres a tener un mejor control de su cuerpo.

 

2. Consumo de alcohol

 

El tabaco y el alcohol no se llevan con un buen desempeño sexual. Cuando estás pasado de copas sientes que puedes hacerlo todo, pero aunque el alcohol encienda tu deseo, esto no se refleja en tu desempeño final. Se sabe que la disfunción eréctil es bastante común en personas que abusan del alcohol, y esto se debe a que el alcohol “adormece” el sistema nervioso central, y por tanto, los movimientos son más lentos y se tiene poco control sobre ellos.

 

3. Fumar

 

El tabaco, por su parte, no sólo se limita a enfermedades que pueden acabar con tu vida de manera anticipada, sino que también tiene consecuencias en el sexo. Muchos estudios suelen relacionarle con enfermedades de tipo cardiovascular y la aterosclerosis, que impide el flujo adecuado de sangre por las placas que lo obstruyen y por tanto, no hay buenas erecciones.

 

4. Estrés constante

 

Los factores psicológicos influyen tanto como los físicos en el rendimiento sexual. Llevar una vida rodeada de estrés puede afectar al momento de llevar a cabo el acto sexual. Poca motivación y cansancio por estrés puede tener consecuencias psicológicas, provocando baja autoestima, pensamientos negativos (“nunca llego a la erección”, “no puedo hacer feliz a mi pareja”, etc.); que se convierten en un círculo vicioso que no permiten que tengas los resultados que esperas. Muchas veces, el problema se encuentra sólo en tu mente y en las ideas que se han creado con el tiempo.

 

5. Mala alimentación

 

Como hemos visto, muchos de los problemas de disfunción eréctil están más bien ligados a enfermedades de índole no sexual, sobre todo con aquellas relacionadas a la circulación y la salud cardiovascular.

 

Tener una buena alimentación ayuda a prevenir enfermedades que además de afectar otras áreas de tu vida tienen repercusiones importantes en tu desempeño en la cama. La hipertensión, la diabetes, el colesterol alto, enfermedades cardiacas y pulmonares pueden afectar considerablemente, pero una buena alimentación puede prevenirlas o controlarlas. Las enfermedades provenientes de una dieta rica en grasas son una de las principales causas de problemas de índole sexual.

 

Una vida sana, se ve reflejada en el desempeño sexual de una persona, si bien no se limitan por completo a estos 5 aspectos, es importante tener un buen control de ellos, para evitar problemas que puedan llegar a afectar la vida social, personal, y laboral de una persona.

Sexualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *